Germán, el imprudente

Héctor Alejandro Quintanar

Cuando Manuel Espino asumió en 2005 la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional, algunos supusieron que la corrida a la extrema derecha por parte del blanquiazul era un hecho (pues el entonces presidente saliente era Felipe Bravo Mena, militante del Yunque), en tanto que en dos oportunidades consecutivas se habían encaramado a la cúspide del partido funcionarios circunscritos a esa palestra ideológica.
El corrimiento fue, por supuesto, un diagnóstico que el tiempo se encargó de volver certero: el PAN ha fungido desde entonces como una agencia al servicio de las causas ultraconservadoras de México.
En 2008, cuando terminó su gestión Espino, y poco después de haberse fraguado en el PAN una farsa donde diversos sectores del mismo pretendieron simular que había una oposición a los dictámenes del bando espinista (por parte de la fracción del señor Calderón), para así mostrar al PAN –y sobre todo a Calderón- como un instituto alejado del conservadurismo a ultranza.
Ese grupo, para la contienda interna por la jefatura del partido, asumió como cabeza visible a Germán Martínez Cázares, panista michoacano que, pese a ser provocador y hablantín, nunca se pensó que llegara a ser tan imprudente en su discurso como, por ejemplo, un cavernícola como Manuel Espino.
Ganó Martínez y con él, las huestes calderónicas ascendieron en puestos en el interior del aparato panista. Se presumió el fin de la hegemonía ultraderechista en el partido y el fin de las confrontaciones desde la dirigencia panista con otros partidos. Craso error.
Germán resultó ser tan rudimentario y hablador como su antecesor: en una de sus primeras acciones visibles, Martínez se enfiló al debate petrolero en el Senado de la República no ha hablar sobre análisis de la paraestatal, sino que se lanzó discursivamente a la yugular de López Obrador. Los pretendidos “argumentos” sobre PEMEX, en boca del panista, se tornaron en mendaces ataques al tabasqueño quien, por cierto, fue el primer y más importante promotor de ese necesario debate energético.
Recientemente, Germán ha sacado de nuevo el cobre. En este año electoral, y pese a la prohibición expresa que hace la reforma electoral a la propaganda negra, Martínez se ha lanzado con todo en contra de aquello que no piensan como él.
Luego de la fallida cuanto escandalosa “estrategia” de Calderón contra el narcotráfico (el baño de sangre que implicó sacar a los militares a pelear con los bandos criminales, el cual inició como una grosera forma de lograr que Calderón se legitimara ante su dudoso triunfo electoral en 2006), y tras el caudal de críticas que ha generado, Martínez llamó cobardes a los detractores de la militarización del país.
Dijo que cambiar de estrategia sería doblar las manos ante el crimen. Con sobrada razón, Jesús Murillo –senador priista- le tildó de estúpido. Más se merece un sujeto que además de empecinarse en un error, se siente orgulloso del mismo. Error que, por cierto, ha costado miles de vidas humanas en nuestro país.
La misión de Martínez en su puesto no ha sido la de dirigir formalmente un partido político, sino la de fungir de testaferro, porro y provocador profesional de Calderón. La marioneta en que se ha convertido Germán debería avergonzar a los panistas de abolengo, para los cuales era inadmisible la intromisión que, en su tiempo, hizo siempre el presidente de la república en turno sobre el PRI.
La adopción de mañas priistas en el cuerpo del PAN ya no es noticia. No sorprende, sí indigna. En año electoral, ello da claros visos de intromisión presidencial en los comicios venideros. ¿Democracia mexicana o democracia a la mexicana?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s