Editorial Escrutinio No. 20 | Lunes 3 de marzo de 2009.

El México bronco

A NIVEL internacional México ya es visto como un país altamente riesgoso. Y es que el crimen organizado ha escalado una faceta más. Ahora el combate no sólo se da entre organizaciones delictivas y ejército, sino que han decidido amenazar de muerte a funcionarios y policías de los gobiernos locales. Algunos han renunciado y cada vez más se pide auxilio al Gobierno Federal. Pareciera, en nuestro país se está comenzando a tener miedo a gobernar.

La semana pasada el alcalde de Ciudad Juárez y su familia fueron amenazados de muerte: “te vamos a cortar la cabeza a ti y a tu familia”, le advirtieron; lo que siguó fue que la escolta del Gobernador de Chihuahua sufrió un atentado, aunque refieren que se trató sólo de un incidente vial, en el que murió unos de sus guardias; los Senadores de la República decidieron pedir permiso para portar armas de fuego, por si las dudas; mientras que priístas y panistas se enfrascaron en dimes y diretes respecto a quién de los dos era culpable de la andanada violenta desatada en el país.

A lo largo y ancho de la República continúan las ejecuciones y los atentados. En Michoacán volvieron a estallar granadas de fragmentación. Y esta tarde-noche un comando armado atacó al director de la policía estatal preventiva de Durango.

Ante este panorama, no han faltado quienes responsabilizan a los medios de comunicación de crear un clima de incertidumbre por “trivializar” las informaciones relacionadas al narcotráfico, según argumentan. Es el caso del Procurador General de la República, Eduardo Medina Mora, quien hoy salió a exhortar a los medios para que tomen consciencia de su papel ante dicha situación.

De lo que no quieren darse cuenta en el gobierno es que esa realidad que aminoran es la realidad que prevalece. Felipe Calderón, por su parte, prefiere alentar a los sectores de la sociedad a “cerrar filas” ante la crisis económica, dejar de lado la cruenta batalla que supera día con día el número de muertos y decapitados.

La mirada de la prensa internacional está en México. Señala sus operativos fallidos, cuenta a sus muertos por el crimen organizado, identifica las zonas más riesgosas del país y describe el miedo y la incertidumbre que se apodera de la gente. Pero el gobierno federal insiste en que todo está bajo control, que siguen cayendo los delincuentes, que la estrategia es la correcta, aunque cada vez más se escuchen los ¡auxilios! de los gobiernos locales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s