Ciudad Juárez, la urbe del crimen

Terror enigmático

 

“El miedo puede llevar a los

hombres a cualquier extremo”

George Bernand Shaw

 

Hernán de Jesús Martínez Peña

03 de febrero de 2009

 

CIUDAD JUÁREZ, en donde alguna vez Benito Juárez, el 14 de agosto de 1865 durante la segunda intervención francesa, estableció en la Villa del Paso del Norte la capital de la República. Años después dicha Villa sería llamada por decreto de Porfirio Díaz como “Ciudad Juárez”. Esta ciudad ha sido un punto trascendental en donde se han suscitado grandes acontecimientos que han sido de suma importancia para la historia de México.

             Vivir en esta ciudad se ha convertido en una pesadilla constante para sus habitantes ya que en las últimas décadas, Ciudad Juárez ha sido un escenario sangriento. Es considerada como “La capital del crimen”, debido a que en el año 2008 uno de cada cuatro homicidios cometidos en el país, se realizaron en dicha ciudad fronteriza en donde la mayoría de los crímenes quedan aún impunes y sin que las autoridades tomen medidas serias al respecto.

            La violencia extrema ha cambiado la vida de los juarenses; viven en medio del terror a ser asesinados, secuestrados o extorsionados. Algunos huyen y otros se esconden. Tan radical es el cambio de vida; que los negocios cierran y la ciudad poco a poco se va acabando, se va muriendo, fenece junto con la tarde.

Hay poco ruido en las noches, pocos son los centros nocturnos, muchos los parques recreativos en desuso. Casas y zonas residenciales enrejadas y electrificadas, en fin, una vida aislada y temerosa, donde se respira el olor al miedo, donde la calle ya no es más que un lugar donde se encuentra con la muerte.

             Desde los principios de la década de los noventa, son consternantes y repugnantes los homicidios de mujeres estranguladas, mutiladas, violadas, quemadas y arrojadas a lotes baldíos, pero es más repugnante que a casi veinte años del primer registro de los asesinatos de mujeres en dicha ciudad,  las autoridades tanto locales como federales no hayan logrado esclarecer dichos crímenes y que no realicen una eficiente investigación objetiva sobre los autores y las causas de estas atrocidades cometidas en la frontera.

      Han surgido todo tipo de hipótesis sobre la causa de las muertes: crímenes pasionales, homicidas seriales, narcosatánicos, pornografía snuff, tráfico de órganos o de indocumentados. Por el momento, no se ha confirmado ninguna de estas hipótesis sobre los asesinatos o si han sido cometidos todos por los mismos autores pero los homicidios y desapariciones continúan.

Es Ciudad Juárez, donde la vida, la integridad física y el patrimonio ya no son salvaguardables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s