Del miedo, del crimen y el odio

 

 

Jaime Julio Vega Pompa

 

“Las guerras largas se terminan siempre

con la destrucción e infelicidad de

ambos partidos
Jenofonte

 

El análisis de la tragedia de Gaza y en general del conflicto palestino-israelí, es sumamente complejo y tiene muchos ángulos históricos, políticos y emocionales que hacen imposible explicar con justicia el proceder de las partes inmiscuidas en el conflicto.  

Los palestinos tienen argumentos de peso para responsabilizar a los gobiernos de Israel por el actual sufrimiento. De la misma manera a los israelíes no les falta razón al señalar al liderazgo palestino por el fracaso de las oportunidades diplomáticas para solucionar el conflicto que ha tomado décadas y que ha resultado en un continuo derramamiento de sangre entre ambos pueblos, con la muerte de inocentes civiles en la franja de Gaza y la desventura de residentes en el sur de Israel.

            El conflicto se ha venido desarrollando con la llegada del grupo islámico radical “Hamas” al poder, habiendo ganando legítimamente las elecciones y tomando el control total de la franja de Gaza. Hamas se niega a reconocer la existencia de Israel como Estado, utiliza el terrorismo y pretende crear un Estado palestino fundamentalista, basado en las leyes del Corán. Desde que Hamas controla la franja de Gaza son frecuentes los lanzamientos de cohetes contra ciudades del sur de Israel, y, a su vez, bombardeos israelíes contra objetivos de Hamas.

            El gobierno israelí ha implementado un bloqueo económico a la franja de Gaza, esto para debilitar la popularidad de Hamas, aunque esta medida no ha tenido el resultado esperado por el gobierno israelí. Hamas recibe ayuda constante por parte de grupos como Al Qaeda, e incluso Irán que les ha permitido armarse gracias a túneles subterráneos a través de la frontera egipcia.   

            Cuando se habla de víctimas Israel señala que la mayoría de los muertos son militantes de Hamas, sin embargo las imágenes no mienten y es imposible pensar que escuelas de la Organización de las Naciones Unidas bombardeadas por el ejército israelí sean cuarteles de Hamas y que los niños muertos sean militantes de dicho partido.

             Israel tiene también sus motivos para atacar al grupo Hamas, sin embargo no es posible que siga cometiendo crímenes de lesa humanidad, hablando en términos claros, y estando viviendo bajo un régimen internacional de Derecho, Israel ha violado continuamente los tratados, y más aún, ha cometido crímenes de guerra que por cuestiones de expansionismo –que es la política del Estado israelí– están costando la vida de cientos de inocentes y lesiones a miles de civiles palestinos.

            Estamos hablando de seres humanos, de ancianos, mujeres y niños inocentes que pagan el precio más alto, pagan con sus propias vidas sin una verdadera justificación, y es que no hay justificación para esta masacre que está llevando a cabo el gobierno israelí. Es mentira que se esté atacando a la organización, se está atacando a la población civil, se están destruyendo hospitales y no se está permitiendo la entrada de ayuda humanitaria.  

            Además de todo esto, es un hecho que Israel está usando fósforo blanco, un arma que no está permitida, y viola las leyes humanitarias internacionales. Derechos Humanos señala que es necesario el cese de lanzamientos de esta peligrosa arma contra la población civil, ya que intoxica el sistema, quema la retina ocular y causa serias quemaduras en el cuerpo, y no se tiene las condiciones dentro de la franja de Gaza para poder atender este tipo de lesiones en el cuerpo.

            No es que haya una nueva explosión de violencia entre judíos y palestinos, la cuestión es la violencia con la que actúa Hamas, a la que Israel quiere poner fin. Ninguna de las partes puede negar su culpa en este conflicto, Hamas es también responsable de la inevitable reacción de Israel, ya que un país no puede sino proteger a sus habitantes contra agresiones terroristas, la respuesta de Israel solamente se produjo de hecho después de innumerables advertencias. De la misma manera la reacción del gobierno israelí es desmedida al atacar a la población civil.

            Con todo esto es necesario que pensemos en todas las emociones de tristeza y odio que se siembran, y el dolor que comparto con todas las víctimas inocentes, sea cual sea su pertenencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s