CURADO DE PICOTA

 

Progresista y conservadora: la Iglesia Católica

Miguel Ángel López Flores

 

Que este 2009 sea de lo mejor para todos los amables lectores que cada quince días suelen brindar conmigo en este Curado de Picota. Por lo que respecta a quien escribe, espero que el presente año sea próspero y lleno de éxitos para la Revista Escrutinio.com.mx, la cual me complace publicando mis líneas. Dicho lo anterior, comencemos.

 

Enero prácticamente se  ha ido y el clima político nacional se ha pintado de gris; el clásico descanso navideño ha hecho un apéndice bastante extraño, anunciando que una gran jornada electoral dará inicio en cuestión de días  (la cosa anda tan rara que López Obrador citó a sus huestes hasta el próximo domingo 25 de enero para organizarse ante la crisis económica… sí, casi un mes después de iniciado el año); con el Congreso prácticamente congelado, la seguridad pública hecha añicos desde al año pasado, los múltiples “planes anticrisis”,  la transición presidencial en Estados Unidos de América y el dólar por las nubes, los políticos mexicanos han dado poco de qué hablar. Bueno, siendo sinceros “de lo bueno, poco”. Ya verán.

 

Diarrea verbal de Calderón

 

Lo siguiente ha sido el acabose en esta quincena: la presencia y las palabras de Felipe  Calderón Hinojosa, presidente constitucional de México, en la inauguración del Congreso Teológico-Pastoral “La Familia como formadora de valores”, celebrado los pasados días 14, 15 y 16 de enero en el Centro Bancomer de la Ciudad de México, en el marco del Sexto Encuentro Mundial de las Familias (VI EMF), organizado por las instancias encargadas de la pastoral  familiar del Vaticano y sus similares en la Arquidiócesis de México. Desafortunado por dos cosas: el discurso empleado por el presidente durante el acto y, posteriormente, la desvirtualización del objetivo real del ya citado evento cosmopolita.

 

Calderón Hinojosa, obedeciendo un interés particular, utilizó su encargo público para asistir a un evento de carácter internacional y hablar con un discurso que bien hubiera podido usar en algún culto privado, mismo que rayó la media hora. Sus primeras palabras fueron, con un tono bastante cordial, como si en verdad estuviera entre amigos o respondiendo a una diplomacia extrema: “Sean ustedes bienvenidos, como ya dijeron aquí los cardenales, a esta tierra de María de Guadalupe y de San Juan Diego, de los mártires de la persecución, y también, no puedo omitir el comercial, del primer santo mexicano, que es además mi patrono, que es (sic) San Felipe de Jesús -haciendo mención a su nombre de pila completo-“; además, implícitamente, la constante en su discurso hizo referencia al modelo “básico” y clásico de la familia , como el factor del cual adolece  la sociedad mexicana para llegar al bien común, a la estabilidad y tranquilidad social; visión que, públicamente la Cúpula vaticana esgrime exactamente igual.

 

Matrimonio con lo más conservador

 

El punto, y lo que se quiere exponer en el presente, es, ¿por qué precisamente tomar la postura de un ala particular dentro de una institución? o, es que ¿acaso el presidente no sabe, como mucha gente, que las personas con las compartió escenario ese día surgieron del sector más conservador de la Iglesia romana, cuya presencia en México está marcada en la dirección de la Conferencia del Episcopado Mexicano? Aunque, igual y comparte dicha postura o puede ser que les deba algún favor (con fecha de hace tres años). Todo puede ser, ¿verdad?

 

Bueno, y es que se puede obviar la relación arriba expuesta y evitarnos tanta discusión inútil que se repite y repetirá cada vez que un panista le pongan un cuasi púlpito enfrente. El Partido Acción Nacional, del cual salió Calderón Hinojosa, se ha caracterizado por tener una moral explícitamente cristiana; no tendría nada de malo que, como mucha gente que votó por él, asista a eventos públicos más no a cultos privados usando su investidura –ojo, el Congreso fue abierto a todo público, sin necesidad de presentar acta de bautismo católico o algo por el estilo; su difusión mediocre es otro tema- organizados por la “alta jerarquía” de la Iglesia que aún predomina en su país; lo cual también atendería a la laicidad del Estado (o qué, ¿apoco el Estado Laico significa no hacerle caso a las instituciones religiosas en el país?, eso seria caer en un Estado Ateo y que la Iglesia católica sea altamente vendible en los medios de comunicación mexicanos no significa que Calderón no se reuna con la comunidad judía, o la árabe, o la libanesa, etcétera). Y sí, también a estos les debe y hasta dinero.

 

Parecer ser que el debate real e implícito es que Calderón está casado, ideológicamente hablando, con el sector del clero que niega, estigmatiza o hasta condena so pena de excomunión realidades como: el éxito y aumento de las relaciones homosexuales como alternativa viable de vida; la pobreza y la falta de oportunidades educativas y laborales que, en muchos casos, orilla a la práctica de un aborto y, ligado a esto, la libertad de una mujer de decidir qué hacer con su cuerpo y  con su sexualidad, lo cual también involucra al varón. Y que además, piensa que “regresando” al modelo arcaico de familia (patriarcado con mamá hogareña e hijos subordinados al sistema) se puede curar a una sociedad que se le tacha de “enferma”.

 

Verdaderas ratas de sacristía

 

 En fin, se está hablando del alto clero (y es alto porque no dejan que otros crezcan más que ellos), encabezado por Joseph Ratzinger, mismo que a su vez ha ensalzado y, al mismo tiempo, se ha valido del Opus Dei y la Legión de Cristo. Ordenes religiosas que, entre otras cosas, han impedido que la Teología de la Liberación prospere (la cual admite la incursión de la Iglesia en comunidades indígenas, populares y marginadas, como base del plan pastoral mundial católico) y que mantienen cooptado al pontífice con el capital de creyentes que manejan, los cuales, en su mayoría, pertenecen a clases pudientes a lo largo del planeta, lo cual les permite permear fácilmente  en la ideología e interpretación dominante de la doctrina cristina católica.

 

Desde el pontificado de Juan Pablo II, cuando se dieron muchos pasos atrás de lo que fueran los logros del Concilio Vaticano II, la élite política en México coqueteó con el Vaticano. Y sí, son las mismas fechas en las que, casualmente entró el modelo neoliberal en nuestro país, impulsado por gente como Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox y Calderón Hinojosa. Modelo, dicho sea de paso, que también niega una posibilidad real a comunidades indígenas, populares y marginadas, de ser la base del desarrollo nacional. Esto es algo más que coincidencia, ¿no lo creen?, esto se lee y suena como empatia e intereses en común entre ambas partes.

 

Lamentable es el hecho de que un evento mundial como el VI EMF se haya  visto opacado por las coincidencias y mafias que sus organizadores esgrimen; otra historia pudo haberse logrado si se hubiera publicado y discutido la importancia de que familias de todo el mundo compartan visiones, modelos y experiencias de lo que es vivir y sobrevivir a partir de historias de vida distintas en este mundo tan heterogéneo en el que se suscribe la religión más practicada en países como México. En otras palabras, que el llamado “encuentro” haya sido tal y no la oportunidad de reafirmar que la Iglesia Católica es la misma de hace un siglo: tan progresista y conservadora, un caos total; el cual es usado a su conveniencia por la clase política mexicana… otro caos total. ¡Salud!

 

==========

Jaculatorias

 

Y si esto pasa en los templos, la televisión mexicana se encamina a un año enajenante sobre manera: Otro Rollo de Adal Ramones regresa; Mariano Osorio y sus reflexiones, al canal de las estrellas ; futbol, futbol y más futbol se unen a un sin numero de series gringas y telenovelas, mientras que las luchas de la WWE a este menú encabezan.  ¿Por qué será? Pista: “si es 03, renueva”.

 

Por último. Seré generoso: a un tal Romero Hicks le saludo, una porra a Guanajuato le mando gustoso. Osea, ¿cómo multar a una persona que pide limosna?  Por dios, ¡Que gran felación! (buscar un sinónimo vulgar de lo anterior).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s