CRÓNICA. Plática entre defensores del petróleo

Política

Jaime Hernández Gómez

  

LA CITA era a las seis de la tarde del viernes 25 en el Club de Periodistas, Manuel Camacho Solís hablaría sobre la consulta ciudadana promovida por el Gobierno del Distrito Federal y los asistentes escucharían con atención lo que diría el ex priista y regente de la Ciudad de México.

Antes de llegar al lugar, el ambiente era fresco debido a la recién llovizna que acariciaba el centro histórico de la ciudad y las calles sin tráfico debido al estado vacacional y sin las voces del ambulantaje. No obstante, al entrar al reciento la situación se tornaba peculiar…

Predominaban los vendedores de El sendero del Peje, El Chamuco y las gacetillas informativas del movimiento liderado por López Obrador. En el público se distinguían mujeres brigadistas, “adelitas” y sobre todo personas de la tercera edad. A cada alusión por la victoria los aplausos y consignas se escuchaban.

Camacho hablaba sobre la situación del petróleo; la incompetencia del gobierno de administrar los recursos petroleros, la falta de inversión en Pemex, la corrupción en la clase política, la propuesta presidencial sobre la privatización, el necesario rescate de la paraestatal.

En el discurso, Camacho Solís criticaba a los gobiernos neoliberales al permitir que la riqueza petrolera se dilapidara. Engrandeció al general Lázaro Cárdenas, quien al expropiar el petróleo en 1938 le dio al país 50 años de crecimiento. “Sí el general Cárdenas no tomara dicha decisión  brillante y patriótica, hoy estuviéramos mucho peor de lo que estamos.”

Carretadas de aplausos, decenas de felicitaciones, incluso consignas para promoverlo a la presidencia le fueron dirigidos. Quién iba pensar que uno de los personajes más representativos del PRI hace casi dos décadas hoy fuera un referente para aquellos que dicen representar la izquierda.

                El ambiente se transformó durante el ciclo de preguntas y respuestas. La tolerancia lució por su ausencia y la ignorancia del Lic. Camacho sobre la logística de la consulta  se evidenció, tal vez más notoria cuándo se le preguntó sobre la iniciativa priista: “ahora no la conozco, estoy concentrado en la organización de la consulta.”

A cada participación los asistentes exigían preguntas no comentarios, y a cada cuestionamiento incómodo los abucheos se pronunciaban, principalmente cuando se aludía a los “Chuchos” y al gobierno “espurio”.

En general, todos coincidían en felicitar a Camacho, en criticar al gobierno y en vitorear a López Obrador. Lo más significativo fue cuando alguien ofreció su vida misma por la defensa del movimiento. Los aplausos se hicieron presentes.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s