La reforma electoral avanza

Sección: Política

Jaime Hernández Gómez

 

CON LA RESOLUCIÓN de la Corte en torno a la acción de inconstitucionalidad interpuesta por los partidos políticos —Convergencia, del Trabajo, Nueva Alianza, y Verde Ecologista de México—, la reforma electoral efectuada de manera constitucional y en el Código Electoral avanza, a pesar de las impugnaciones y críticas que han efectuado en contra de ella un sector de los empresarios, televisoras, intelectuales y los mismos partidos políticos.

 

En sesiones efectuadas el tres, siete y ocho de julio de éste año, el máximo tribunal declaró constitucional los siguientes preceptos:

 

Los partidos, candidatos, y precandidatos no pueden contratar publicidad electoral. Según la impugnación, en la Constitución se prohíbe a los partidos pero no a los candidatos y precandidatos a contratar tiempo aire, además se pregunta qué pasaría si un candidato promociona una pasta de dientes, en ese sentido la Corte validó (6 votos a cinco) el artículo 49 párrafo III del Cofipe donde además se elimina la posibilidad que dirigentes y afiliados a un partido, o cualquier ciudadano, para su promoción personal con fines electorales pueda contratar espacios en la radio y televisión. Con ello se evita que cualquier persona pueda contratar publicidad para autopromocionarse, aunque utilice recursos propios.

 

La Corte señaló que la reforma electoral no va en contra de la libertad de expresión de la sociedad civil puesto que ésta podrá difundir su opinión a través de cualquier medio, ya sea radio y televisión, lo que se prohibió es la contratación, es decir la mercantilización de espacios mediáticos para fines electorales.

 

La prohibición de las candidaturas independientes. Se validó el procedimiento legislativo seguido para aprobar las reformas al Cofipe, así como la exclusividad de los partidos políticos nacionales de solicitar el registro de candidatos a cargos de elección popular.

 

Sólo se podrán crear partidos cada seis años. Se validó el nuevo plazo para solicitar la creación de partidos políticos, que anteriormente era de tres años, pero a partir de la reforma será de seis y se deberá informar al IFE sólo en el mes de enero posterior a la elección presidencial. Con esto se elimina la posibilidad que algún personaje (Andrés Manuel López Obrador) pueda crear un partido con fines de competir en la elección presidencia del 2012, en todo caso se podrá para el 2018.

 

Lo positivo de la nueva regla es que se evita la proliferación de partidos políticos efímeros o temporales cada tres años. La crítica es que se restringe en gran medida la formación de partidos y se refuerza los ya existentes, en especial a los mayores.

 

El régimen de financiamiento público para actividades específicas de los partidos políticos. La corte no discutió el tema pues sólo se trasladó la disposición constitucional al Cofipe. En este caso a los partidos les tocará el 3% de lo que reciben por financiamiento público ordinario.  

 

La ausencia de financiamiento público para las agrupaciones políticas nacionales y los requisitos para observadores electorales.

 

Por su parte, declaró inconstitucional lo siguientes preceptos:

 

La cláusula de vida eterna de los partidos. También llamada por el ministro Gudiño Pelayo como “transfusión piadosa de votos”, es decir la norma (artículo 96, párrafo V) que autoriza que, en caso de las coaliciones, el partido que obtenga más votos pueda ceder parte de sus sufragios a otro u otras organizaciones políticas con las que se aliaron, con el propósito de alcanzar el 2% de la votación nacional que se requiere para mantener su registro ante el Instituto Federal Electoral (IFE). Con ello, de ahora en adelante, cualquier partido, aunque haga coalición con otro deberá obtener como mínimo 2% del total (900 mil votos).

 

La multa fija señalada en las fracciones II y III del artículo 354 del Cofipe. La fracción quedice: “con el doble del precio comercial de dicho tiempo para personas físicas o morales que violen la prohibición de contratar tiempo en radio y televisión, para la difusión de propaganda política o electoral, por tratarse del establecimiento de una multa fija agravada.”

 

Cabe señalar que los ministros no eliminaron la multa “para los ciudadanos, dirigentes y afiliados a los partidos políticos, con multa de hasta quinientos días de salario mínimo general vigente para el Distrito Federal, y para las personas morales con multa de hasta cien mil días de salario mínimo general vigente para el Distrito Federal, en el caso de aportaciones que violen lo dispuesto en el Cofipe, o tratándose de la compra de tiempo en radio y televisión para la difusión de propaganda política o electoral.” El problema es que en las sanciones no se deben poner cuotas fijas, sino mínimos y máximos o incluso sólo los últimos.

 

Los requisitos de elegibilidad que regulan los estatutos de los partidos políticos. Se menciona que “sólo podrán establecerse las exigencias de edad, nacionalidad, residencia, capacidad civil y sentencia ejecutoria en materia penal” sin embargo no se especifican si dichos términos  son para el ingreso al organismo político, para ser dirigente del mismo o para ser postulado a un cargo de elección popular.

 

Con la resolución de la Corte, se avanza en la resolución de elementos criticados de la reforma electoral, ahora habrá que esperar lo que resuelva sobre los amparos interpuestos el grupo de “intelectuales” y los empresarios, los cuales serán analizados por el Tribunal en el mes de agosto, sin embargo, con los elementos mostrados todo indica que la reforma electoral sigue adelante.

 

Lo que opinan los especialistas sobre el tema:

 

Lorenzo Córdova Vianello (UNAM): “Seguramente, al final del día, de concretarse lo que hoy parece inevitable, muchos de los hoy quejosos acudirán a las instancias internacionales, pero esa será otra historia. Por lo pronto, lo que hoy interesa es que, con el aval histórico de la Suprema Corte, la reforma va y, no nos cansaremos de decirlo, la calidad de nuestra democracia se fortalece, aunque les pese a algunos.”

 

Mauricio Merino (CIDE): “El nuevo régimen político mexicano es el régimen de partidos. Ese es el producto neto de nuestra transición a la democracia. Si queremos cambiarlo, perfeccionarlo, abrirlo o atacarlo, lo primero que debemos hacer es asumir ese desenlace, que ya está concluido. La Corte lo está haciendo, a despecho de las opiniones personales de los ministros. A los demás quizá nos llevará mucho más tiempo.”

 

Fabian Aguinaco (representantes de los intelectuales): la reforma electoral es inconstitucional porque “inhibe y frustra el pleno ejercicio de la libertad de expresión de las ideas, a que tienen derecho los ciudadanos; porque restringen la garantía de acceso y aliento a la vida democrática deliberativa; porque modifica los valores constitucionales del régimen democrático deliberativo; reduce el campo de la libertad para deliberar e ir más allá del rol de votante, espectador y encuestado, arranca y eliminan de dicha esfera el derecho de los ciudadanos comunes para acceder a los medios masivos de comunicación, con igualdad y equidad”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s