Tecnología a favor del medio ambiente

Gaspar Rodríguez Cuellar

 

Durante mucho tiempo las organizaciones han  concentrado esfuerzos en una serie de actividades que les han ayudado a mejorar y optimizar distintos aspectos. El Boom  de estas acciones se desata en un proceso histórico conocido como la Revolución Industrial.

 

Primero se comenzó con aspectos técnicos encaminados principalmente en los tiempos y movimientos (Teoría Clásica), después se le dio vital importancia al aspecto humano, es decir, a las distintas necesidades que tiene las personas que laboran dentro de las organizaciones (Teoría Humanista), más tarde, el siguiente avance en materia organizacional se enfocó en la interacción que tienen los miembros dentro y fuera de las organizaciones (Teoría de Sistemas).

 

El resultado obtenido de estas aportaciones teóricas sirve como base para crear una conciencia que no sólo se centre en el producto, bien o servicio que se brinda, sino que también que se ajuste a las diversas necesidades de las personas y el entorno que los rodea.

 

Muestra de esto es el auge del “control de Calidad” después de la “responsabilidad social” y en la actualidad del “cuidado ambiental”. La verdadera intención de estas actividades no es muy clara y hasta se puede considerar cómo una doble moral ya que algunas veces parece ser una simple tendencia disfrazada de buenas intenciones.

 

Esta nueva tendencia o actividad encaminada a todo lo referente al calentamiento global (situación que aqueja a todo el mundo) nos deja ver el surgimiento no sólo de nuevas palabras, sino también de nuevos inventos. Tal es el caso de los productos denominados ecoinvention, se puede decir que todo ecoinvention es ecofriendly. Se trata de inventos cuya tecnología los caracteriza por ser poco dañinos para el medio ambiente.

 

Actualmente la mayoría de las multinacionales están dedicando gran parte de su dinero, tiempo y esfuerzo a las nuevas propuestas tecnológicas enfocadas al cuidado del medio ambiente. Hasta el momento sólo dos empresas de distintos rubros llevan la delantera sobre sus competidores.

 

En primer lugar en el ramo automotriz, la empresa HONDA quien a través de varios conceptos automovilísticos ha empezado a comercializar dos tipos de automóviles híbridos uno de ellos (a la venta en México) es el Honda Civic  Hybrid el cual alterna la energía proporcionada por el clásico motor de gasolina y un motor eléctrico.

 

Mientras tanto, algunos países primer mundistas prevén que para el mes de julio salga a la venta el Honda FCX Clarity  un auto “cero emisiones”. El nuevo auto de HONDA, utiliza hidrógeno y la electricidad por lo que emite solamente agua y ningún gas contaminante que provoque calentamiento en el ambiente. Es dos veces más eficiente que los autos híbridos de gasolina y electricidad, y tres veces más eficiente que uno de gasolina en cuanto a potencia.

 

Otra empresa que invierte diversos recursos para la innovación de sus productos es la finlandesa NOKIA, la cual presentó a principios de este año en el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York un concepto basado en la nueva era de la telefonía móvil.

 

Se trata del Nokia Morph un dispositivo desarrollado por el centro de investigación de Nokia (NRC por sus siglas en inglés) en colaboración con el centro de Cambridge Nanoscience (Reino Unido) estas instituciones desarrollaron un gadget mediante la nanotecnología.

 

Las características más importantes del Nokia Morph son:

 

a) La forma: (origen de su nombre), ya que tiene la facilidad de cambiar de forma y de mimetizarse con algunos objetos.

 

b) La capacidad de autolimpiarse: debido a que cuenta con una superficie autolimpiadora que rechaza naturalmente el agua, la suciedad, e incluso las huellas digitales, de esta manera se reduce la corrosión, el desgaste y se mejora la longevidad de dicho producto.

 

c) Fuentes de energía avanzadas: puesto que posee una superficie absorbe la energía solar y recarga rápidamente la pequeña y fina batería, además resiste muchos ciclos de carga.

 

El lanzamiento del Nokia Morph es difícil de conocer debido a que se augura que salga a la venta en aproximadamente siete años, sin embargo, dichas predicciones pueden cambiar ya que la producción masiva de lo que ahora es un concepto se puede acelerar o retrasar un poco. Lo que si es un hecho es que el costo será elevado al igual que todos los productos cuya característica principal sea el cuidado ambiental. Por el momento sólo es cuestión de tiempo para que tales productos reduzcan sus precios. 

 

Al parecer en los próximos años este conjunto de saberes que permiten fabricar objetos y modificar el entorno conocido como tecnología nos dejará sorprendidos con un sinfín de productos que satisfagan las necesidades de las personas y del medio que las rodea. Todo sea no tanto en pro del consumo sino  también en beneficio del cuidado ambiental, ya que de esto depende el tener una mejor calidad de vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s