Desilusión con la clase política

Jaime Hernández Gómez

 

 

En sesión extraordinaria del viernes 20 de junio el Senado decidió no avanzar en la legislación de un nuevo sistema de medios, con lo que a pesar de la reforma electoral, la clase política queda trunca en el objetivo de avanzar hacia un nuevo modelo de comunicación política en México.

 

La iniciativa de reformas a la Ley Federal de Radio y Televisión fue planteada por el Senador por el Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo García Cervantes, sin embargo, tal propuesta no alcanzó consensos ni en su misma bancada, mientras que los legisladores del Partido Revolucionario Institucional, ni siquiera participaron el debate.

 

La principal causa de la detención de las reformas se presume fue la presión de los principales empresarios de la radio y televisión, con lo cual los poderes fácticos doblegaron al gobierno de Felipe Calderón.

 

Para Alberto Aziz Nacif, investigador del Centro de Investigaciones de Estudios Superiores en Antropología Social, el pendiente más relevante del Congreso es la ley de medios para complementar la reforma electoral: “Otra vez el Congreso se quedó atrapado por las presiones de los grandes concesionarios que ejercieron su “veto de facto”.

 

Para Javier Corral, profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, a la clase política “Las televisoras no los dejaron hacer nada. Ni siquiera ajustar las reformas electorales a la legislación de radio y TV para que al menos la sanción de la revocación de sus concesiones los hiciera cumplir con la Constitución. Se fueron el valor y el compromiso; permanecen el cálculo y la indefinición.”

 

Con la decisión del Senado para posponer para mejor ocasión las reformas a la Ley Federal de Radio y Televisión se corrobora la influencia que tienen los medios electrónicos.

 

Influencia que removió a Santiago Creel como coordinador parlamentario del PAN, y que hoy impulsa una iniciativa de ley presentada por el Senador Manlio Fabio Beltrones.

 

A pesar de la sentencia de la Corte que derribó las principales disposiciones de la Ley Televisa, luego la Reforma Electoral que prohibió la contratación de la publicidad electoral, después la conformación del Grupo Plural para elaborar una iniciativa de Ley de Radio y TV, las acciones recientes de la clase política han socavado las esperanzas de esperar un nuevo régimen legal para la radiodifusión.

 

Así, todo parece indicar que el gobierno ya negoció la Ley de Medios por la promoción de la reforma energética, lo cual es lamentable pues el avance en la democratización del país pasa por un nuevo reordenamiento de los medios electrónicos de comunicación. La actual concentración mediática representa un obstáculo para el cumplimiento de derechos tan importantes como el de la información.

 

Habrá que esperar entonces si en el siguiente periodo ordinario de sesiones se aprueba la  prometida Ley de Medios, lo cual parece imposible pues el tema que predomina por ahora es la reforma energética y luego inicia el proceso electoral 2009, en el cual los partidos políticos en la aspiración de mayores triunfos electorales ceden ante los intereses mediáticos. Qué desilusión con la clase política

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s