CURADO DE PICOTA

Herodes

 

Miguel Ángel López Flores

 

Por generaciones el sistema educativo nacional ha enseñado a niños y jóvenes que la historia se hace con base en una tipología muy básica, englobando al pasado y sus protagonistas en dos grandes campos: por un lado, los trágicos y deleznables y los heroicos y patriotas, por el otro. Sin duda que la primer categoría encerrará, porque así deberá ser, a los lamentables y simiescos hechos que acontecieron el pasado viernes 20 de junio en la entrada de un antro al norte de la Ciudad de México, el News Divine, en donde salieron a la luz grandes vacíos y contradicciones en las políticas de gobierno en nuestra ciudad.

 

Aproximadamente 500 jóvenes, entre los cuales podríamos hallar menores de edad, se encontraban “festejando el fin de cursos”, según relatan testigos de los hechos, cuando de repente el sonido local calló y una voz les pidió desalojar el lugar para darle paso a un operativo de la Secretaria de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF) a fin de clausurar el lugar en donde, se presume, vendían bebidas alcohólicas y drogas a menores. Una voz que, por así decirlo, lanzó la tercera llamada a la tragedia.

 

Por supuesto, dicho operativo no fue casual. Parece ser que, paradójicamente, Marcelo Ebrard Casaubón, Jefe de Gobierno del Distrito Federal, buscaba a toda costa seguir engordando su capital político que, a futuro y gracias a que alguna persona en su equipo cercano le abrió los ojos ante el hecho que significaría ganarse a la “chavisa” capitalina,  le podrá significar, en algún momento, poder aspirar a una candidatura presidencial en el 2012… sí, a costa de los mismos jóvenes que busca ganar (hubiera sido interesante sondear en el New`s Dinvine cuántos chavos traían su tarjeta Prepa Sí), ¡¿Cómo jijos no?!

 

Sin embargo… el saldo de este operativo no constó en toneladas de droga incautada o de productos piratas decomisados ni de narcomenudistas presentados ante el Ministerio Público, mucho menos dejó la brecha para que giros negros como el citado se cuidaran de las acciones legales del Gobierno del Distrito Federal (GDF), o algo que les pudiera alzar el cuello y quedar como los protectores y salvadores de la juventud chilanga; no, el GDF, a través de la SSP-DF, la Procuraría de Justicia del Distrito Federal (PJ-DF) y, por su parte, la Delegación Álvaro Obregón se apuntaron en su currículum: 12 muertos (9 adolescentes, 2 policías preventivos y un policía judicial), decenas de denuncias de vejaciones y abuso de autoridad por parte de mujeres y menores de edad e innumerables costos políticos –presentes y futuros. Está de más decir que a ningún político de las altas esferas capitalinas se le ha cortado la cabeza, políticamente hablando.  Sí, todas las víctimas no salen del círculo econonómicamente bajo, para variar.

 

Claro, todo tiene su explicación. México, dicen los expertos, vive un proceso democratizador dentro de su sociedad. Lo anterior, y por lógica, ha provocado que los gobiernos actúen en nombre de las mayorías afectando, como en este caso, a muchas minorías. Mismas que, por cierto, están destinadas a vivir en la oscuridad y en el rechazo o, por lo menos , en zonas marginales como en la que se encuentra el tugurio arriba mencionado.

 

 

El caso del New`s Divine ha sido mediaticamente explotado y, por supuesto, usado como arma política esgrimiendo los derechos humanos de la juventud en este país. En otras palabras, este tema ha salido a la luz coyunturalmente y, parece ser, que solo hasta ahí se quedará. Con todo esto, parece ser que a nadie se había dado cuenta del trato que se le da a la minoría social llamada “juventud”. Realidad controversial en un país lleno de jóvenes pero hecho para los niños y adultos.

 

Parques, escuelas, teatros, casas de la cultura, restaurantes, parques de diversiones, cines, comida, salud y un sin fin de servicios públicos y privados engloban una realidad social que obliga a los adolescentes y adultos menores a aislarse en lugares como el New´s Divine o en distracciones como el fútbol o en tocadas baratas (en precio) pero costosísimas en la seguridad, a buscar territorios con lo poco que les deja la sociedad en general.

 

Michell Maffesoli, en su libro Tiempo de las tribus, hace una brillante aportación a la sociología afirmando que las minorías suelen -¿solemos?, pregunta que invito a hacerse a quien lea el presente-  reunirse o agruparse en un patrón semejante a las tribus, como parte de su resistencia –que no significa que sean criminales- en contra de las mayorías dominantes, con patrones de conducta determinados, características y objetivos en común y, cabe mencionarlo, compartiendo rituales de comportamiento. Concepción llena de razón y más en sociedades tan clasistas como la mexicana.

 

 

Y, partiendo de la concepción tribal de las minorías, no es tan descabellado pensar a las mayorías, dialécticamente hablando, se organizan con base en patrones de tribu, depositando la guía de esta en los poderes políticos, los cuales, a su vez, tienen a las policías –hechas con base en gente que pertenece a clases desfavorecidas, pobres- como sus principales brazos de acción para hacerle frente a las minorías que se les oponen… en otras palabras, a los criminales y no a quienes se reúnen para divertirse y desahogarse un rato.

 

 

Parece ser que eso de comportarse como tribus se llevó al extremo. Nunca se podrá explicar: por qué en un lugar con salida de emergencia que, por mucho que estuviera bloqueada, nunca se ordenó habilitar; por qué los elementos policíacos en el lugar eran elementos sin experiencia en el control de multitudes (como Granaderos o miembros del agrupamiento Fuerza de Reacción); porqué se actuó sin inteligencia, investigación, prudencia y, sobre todo, sentido común; porqué llevar a menores de edad ante una instancia policíaca… es más, porqué subir a los presentes a un camión, hacerlos ir a que los fotografíen, marcarlos y traumatizarlos de por vida (¿cuándo toda esa gente volverá a ir a un lugar del mismo tipo con la misma seguridad de antes?)

 

Quien escribe pide perdón por caer en la misma dinámica de los demás medios de comunicación al culpabilizar totalmente a la inhumana policía. Es que en México los políticos jamás tienen la culpa gracias a la falta de información de lo que, se supone, administran. Por cierto, si ese viernes hubiera sido de quincena, ¿dónde hubieran estado Joel Ortega y Marcelo Ebrard?… A lo mejor dirigiendo un operativo de prevención al robo bancario que últimamente está de moda, tal ves.

 

 

¿New´s Divine? Las perdidas mortales, por supuesto, se llevaron la atención en este caso y consumieron las lámparas mediáticas. Sin embargo, y con todo respeto, la desfachatez del GDF al exhibirse como un gobierno preocupado por los jóvenes con programas sociales y conciertos Prepa Sí dan mucho de qué hablar ante su obviedad de tapar el pozo después de que el niño de ahogara… más bien, se asfixiara.

 

¿El GDF será el New divine? A lo mejor. Por ahora, sólo nos hacen recordar a aquel personaje que pasó a la historia matando niños en el Siglo I: Herodes, englobado, claro está, en ese marco de personajes trágicos y deleznables. ¡Salud por ellos!

 

 

 

Jaculatorias.  

 

 

Y Hablando de presidenciables, Germán Martínez Cazares, Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, lanzó un interesante spot en donde, en pocas palabras, trata de unir, bajo el lema “somos herederos de… -y enlista a las grandes figuras del panismo a lo largo de su historia-”, a todas las corrientes del panismo nacional en un mismo discurso. 

 

Dicho acto propagandístico, se difunde en cadena nacional en los tiempos oficiales destinados a dicho partido político y se encuentra, por lo menos desde el lunes 09 de junio, en el sitio Web de este instituto político (www.pan.org.mx) , casual y perversamente días después de la destitución de Santiago Creel Miranda como coordinador de la bancada panista en el Senado… ¿Será que al hijo consentido de los pinos lo mandaron a hacer su cama muy temprano?… Brindemos por el Señor Martínez: ¡Salud!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s