“Somos el uno para el otro pero no podemos estar juntos”

“Somos el uno para el otro pero no podemos estar juntos”

Celulloid Android

.. Como estoy acostumbrada a los problemas esto ya lo veía venir, pero de todas formas lo detesto, ¿no lo harías tú?…

… Llámame dentro de tres meses y estaré bien, lo sé, bueno, quizá no tan bien, pero de cualquier modo sobreviviré.

-Tim Rice (Another Suitcase in another Hall del musical Evita de Andrew Lloyd Webber)

El amor es tan inmaterial e intangible, pero a la vez tan hiriente y molesto como una deuda de tarjeta de crédito; mientras más crece, más duele, no obstante, siempre queremos más y más, aunque sabemos que al final sufriremos durante meses, aquellos breves instantes de placer que nos generó el poder hacer las compras a través de aquellos plásticos, sufriremos igualmente la partida del aquel fugaz romance.

Aquella noche de verano bajo el cielo estrellado de Oviedo fue maravillosa, y aunque estoy consiente que no volverá a suceder y de que aún estás loco por tu perturbada ex esposa, mi mente no deja de atormentarme. Estoy a punto de hundirme en la fabulosa vida que siempre soñé, y de pronto apareces tú.

¡Y qué hay de mi relación, del hombre que supuestamente amo? A pesar del amor y a pesar de la supuesta confianza, nunca ejercitamos y por ende no desarrollamos la capacidad de estar juntos como personas. Más allá del sexo y la pasión no pudimos ser una pareja normal. Probablemente pienses que soy demasiado para ti, quizás sea por tu inmadura manera de ver la vida como si aún tuvieras 6 años, o quizás sea por mis impulsivos arranques de irá o mis complejos existenciales y la paranoia de perderte, ya no sé, de algún modo nunca hemos logrado estar juntos, nunca.

Quizá ya no sé lo que quiero, pero sí se lo que no quiero, y esto es precisamente lo que no quiero, por eso, debo huir, ¿Dónde? ¿Para que me preguntas? ¿Acaso tiene importancia? Ni siquiera yo sé. Tampoco quiero una vida como la de ella, pegada a un hombre que sólo quiere hijos y una vida sedentaria que como dice La Guzmán, ni me apetece conocer. Quiero ser menos como tú y más como yo.

Puedo huir y seguir la búsqueda de aquello que ni siquiera entiendo, puedo hundirme en la falsa felicidad y sonreír ante los escaparates y reflectores de un mundo superfluo al que ya no quiero pertenecer, o simplemente puedo perder la razón.

¿Cuál es la mejor opción?

Woody Allen nos plantea la perspectiva del amor desde el punto de vista de 4 mujeres, a través de una tragicomedia situada en la ciudad de Barcelona. Javier Barden, siniestro y encantador, Scarlett Preciosa como siempre y Penélope Apabullante, se roba la película. Sólo le pongo un pero al exceso de narrador, excelente historia.

Vicky Christina Barcelona

Woody Allen 2008

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s